LUGARES PARA SOÑAR

LUGARES PARA SOÑAR
cerrar lo ojos y sentir

jueves, 3 de mayo de 2012

CULO

Existen pocas partes de la anatomía del ser humano tan importantes como ésta. El culo debería estar a la cabeza de las creaciones de la naturaleza, tanto por su uso práctico como por su papel dominante en el mundo. En el sentido meramente práctico el culo ofrece un reposo placentero, un asiento al resto del cuerpo donde descansar de los usos que le damos al resto de nuestra anatomía. El papel dominante del culo viene dado por el poder de atracción que tiene sobre los ojos de los demás,sean estos hombre o mujeres. Un culo de nuestro agrado oscilando dulcemente delante nuestro en un paseo hace mucho más ameno cualquier recorrido. El tiempo parece detenerse en ese vaivén místico que adormece nuestras neuronas mientras eleva la actividad cardíaca a cada paso persecutorio que damos. Es cierto, también hay culos que ofrecen la alternativa de las desbandada, del salir corriendo en dirección contraria. Un culo feo es como un arma nuclear para nuestros ojos, nos hace mirar al frente, con altivez... El culo es un tótem, un asidero eficaz para nuestras manos cuando se requiere un empuje bidireccional; una hermosa colina cuando nos apoyamos distraídos recorriendo su anatomía con los dedos, los labios, la imaginación. Hay partes de la anatomía de un hombre o de una mujer que llaman la atención de cualquiera, sin embargo el poder del final de nuestra espalda es casi hipnótico. Creo que uno vencería una guerra si pusiese a sus soldados con el culo al aire. A unos los pasarían a nuestro bando sin dudarlo y otros, bueno otros al mirarlo huirían...sin más. Hay culos respingones, de esos que invitan a apoyar la caña, o palpar sin más recato que una posible bofetada o puñetazo de su propietaria o propietario. Hay culos grandes bien torneados, donde la contemplación de sus dos hemisferios lleva un poco más de tiempo, pero siempre merece la pena. Hay culos desaparecidos, que uno sabe que está allí aunque no lo vea, pero también creemos en Dios. Los culos desparramados, aquellos que invaden el asiento contrario, la mitad del sofá...son culos que conviene observar desde lejos, uno no puede pretender rodear el universo, ha de trazar un plan para acortar...aunque uno siempre puede optar por quedarse del lado que esté. No tengo mucha experiencia en la observación detallada de un culo peludo pero... uno sabe que en las profundidades abisales habitan criaturas extrañas...para qué investigar ¿no?. El culo mueve al mundo, está presente en nuestra comunicación no verbal y también en la verbal: El culo del mundo, a tomar por culo... El culo...ese gran desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La opinión siempre es libre