LUGARES PARA SOÑAR

LUGARES PARA SOÑAR
cerrar lo ojos y sentir

jueves, 12 de mayo de 2011

EL OTRO LADO

El ser humano es curioso por naturaleza, gusta de saber que ocurre en casi todas las circunstancias en las que se ve inmerso. Y, como no, conocer qué hay al otro lado siempre es interesante.
Muchos llevan esta labor a lo largo de su vida, están tan pendientes de lo que sucede al otro lado de su propia realidad que terminan por no vivir en ninguna. No disfrutan su presente, no terminan de ver el otro lado, esa realidad paralela que buscan y no encuentran.
Pero… ¿Qué es el otro lado? ¿Cómo lo definiríamos?
Esto es algo conceptual, pues dependiendo de dónde creamos estar situados física o mentalmente, el otro lado cobrará una relevancia u otra.
Para un político gobernante el otro lado significa la oposición, ese lugar donde hace tanto frío. Un religioso tiende a situar el otro lado en el vértice tras el cual declina su moralidad; un deportista situará el otro lado en el fracaso deportivo… y así podríamos ir enumerando un sinfín de personas o personajes cuyo “otro lado” sería diferente al del resto.
Mas estar al otro lado no siempre tiene un componente negativo; en muchas ocasiones significa estar en el “lado bueno”. Si uno vive en una zona de conflicto armado significará situarse más allá de la zona de conflicto; si las disputas familiares invaden la vida privada, el otro lado será la tranquilidad reinante en otros domicilios, etc.
El otro lado nos sirve también para comparar, para asegurarnos en nuestras posiciones frente a otras que creemos equivocadas; es un instrumento fantástico para señalar a nuestros hijos aquel lugar al que no deben ir; utilizamos “el otro lado” con un fin educativo.
El otro lado es, a fin de cuentas, esa certeza incierta de que más allá de dónde pongamos la línea existe otra realidad, supuesta o real.
El otro lado…

1 comentario:

  1. La verdad incierta otra vez. Interesante...

    Alicia.

    ResponderEliminar

La opinión siempre es libre